jueves, 16 de mayo de 2013

Fijación de vinilo blanco para tapar publicidad anterior

Hay veces en que nos vemos obligados a tapar el mensaje publicitario de alguna valla publicitaria, ya sea porque el contrato de alquiler del emplazamiento (en este caso de la estructura) ha vencido, o porque una de las dos partes ha decidido rescindir el contrato. Por contrato, al menos nuestra empresa, se obliga a dejar tanto el emplazamiento como la estructura, en el mismo estado en el que se lo encontró. Así pues, ante la imposibilidad de despegar el vinilo que había anteriormente (algo que jamás se hace) se recurre al vinilo de trasera opaca, llamado comúnmente vinilo opaco. Este vinilo es el que utilizamos para pegar encima de otro cuando hacemos cambios de campaña, pero en este ejemplo simplemente se dejó en blanco, sin imprimir.

valla publicitaria


El hecho de utilizar este vinilo opaco sin impresión deja a dicha valla publicitaria en perfecto estado para que el propietario (u otra empresa exclusivista) pueda utilizarla de la mejor manera. En la práctica este tipo de trabajos no suelen hacerse, el anuncio simplemente se deja donde está hasta que viene otra empresa interesada en poner publicidad o directamente se imprime un "Disponible" para que los posibles anunciantes contacten con el propietario o empresa exclusivista.

valla publicitaria en blanco


En este caso, al ser la estructura propiedad de un particular, éste enfatizó repetidamente que no quería ninguna publicidad allí, con lo cual nos vimos obligados a poner este vinilo opaco que tapa por completo el mensaje publicitario que teníamos expuesto. De esta forma queda completamente "limpio" y disponible para que un tercero pueda explotar dicho emplazamiento.

valla publicitaria en blanco


La dificultad a la hora de poner este tipo de vinilos es prácticamente nula, siempre y cuando las características del emplazamiento sean las standar. En esta valla de publicidad en concreto las dificultades son bastante extremas si no queremos que nuestro presupuesto crezca como la espuma (por la necesidad de contratar una cesta), mediante el método de la escalera tenemos que tener en cuenta que la altura son más de 5 metros y medio de luz y que muy cerca pasan los cables de la luz. O sea, sólo profesionales expertos pueden manipular este tipo de emplazamientos sin sufrir daño alguno ya que un error podría resultar fatal. Para ello deben ir siempre provistos de un cable de seguridad, cascos y todos aquellos elementos que la ley contempla dentro de los denominados "riesgos laborales".

No olvidemos que para la correcta manipulación y fijación de un vinilo sobre otro, el antiguo debe estar en perfectas condiciones (limpio y sin roturas) para que el nuevo pegue bien. Si no fuera así deberemos limpiar de impurezas la superficie y rascar el adhesivo en mal estado para que en un futuro no afecte al que estamos poniendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada