sábado, 25 de mayo de 2013

Lona opaca de PVC: impresión y montaje

Al igual que en anteriores ocasiones, y de cara a la nueva temporada de verano que se acerca, nuestros clientes empiezan a hacer cambios en sus comunicaciones de publicidad exterior. Ésta es una práctica muy común (que debe explotarse al máximo siempre que se pueda) cuando tenemos un muro (o cualquier otro espacio) donde solemos comunicar ofertas a la audiencia que nos rodea. Al lanzar mensajes, la audiencia acaba por mirar nuestra publicidad cada vez que pasa por si hemos cambiado el mensaje publicitario. Si siempre dejáramos el mismo mensaje, la misma oferta o la misma imagen, ésta pasaría en unos meses a formar parte del paisaje urbano que le rodea y dejaría de ser efectiva.

Por ello es siempre recomendable ir cambiando la publicidad acorde a las campañas y temporadas que nos acompañan, utilizando los mismos tonos de color con los que solemos interpretar inconscientemente las estaciones del año en las que nos encontremos en cada momento. 

lona de pvc

En este caso, y como ya hemos hecho muchas veces (en este blog podréis encontrar referencias en la sección de lonas publicitarias), se imprimió una lona de PVC opaca de medidas 4 metros x 3,80 metros de ancho y se dejó instalada sobre un monolito de hormigón que está justo enfrente de una de las tiendas que nuestro cliente tiene en Hospitalet de Llobregat, en Barcelona. Como ya es bastante habitual montar y desmontar este tipo de lonas sobre este monolito de hormigón, dejamos en su día preparados los agujeros con tacos especiales para que tanto el desmontaje primero, como el posterior montaje después (de la nueva lona) sea lo más sencillo y rápido posible.

No obstante, la altura y el peso de la lona son los dos principales elementos que pueden dificultar todo el proceso, sobretodo si las inclemencias del tiempo (sobretodo el viento) se ponen en contra de los instaladores ese preciso día. Para el correcto montaje de esta lona de publicidad son necesarios dos operarios y una escalera de doble tramo que nos facilite llegar a lo más alto del monolito (aproximadamente unos 5 metros y medio).

La resistencia de este tipo de lonas de PVC puede incrementarse si reforzamos el perímetro con un refuerzo de PVC soldado (o en ocasiones cosido) donde pondremos después los ojales redondos. De esta forma dicho refuerzo evitará que la lona pueda desgarrarse por la acción del viento o por la gracia de algún vándalo que quiera tensarla más de lo debido para ver si cede. Éste precisamente es uno de los temas que mucha gente olvida, y es que el gamberrismo inherente al ser humano puede fastidiar no sólo nuestra publicidad sino provocarnos un gasto inesperado en daños a terceras personas (Responsabilidad Civil). Es por ello que siempre aconsejamos colocar este tipo de instalaciones publicitarias a una altura incómoda (a partir de 2 metros luz). En este caso es evidente que ese dato es imposible, pero al ser un sitio de poco paso de peatones, la probabilidad de que pase algo así es menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada