sábado, 22 de junio de 2013

Impresión de tarjetas de visita

Probablemente hay dos productos en el mercado que influyen en la visión que nuestros clientes y proveedores tienen de nuestra empresa: uno son las tarjetas de visita y el otro los folletos corporativos que entregamos (normalmente) junto a dichas tarjetas. Son nuestras dos cartas de presentación y es por ello que la calidad de impresión y diseño debe ser consecuente a lo que se espera de nosotros y a la imagen que queremos proyectar de nuestra empresa (nuestra página web sería un tercer punto del que hablaremos en otra ocasión).

Muchos pensamos que el diseño es lo primero en lo que se fija el que recibe la tarjeta, en parte es cierto, pero recordemos que en el momento de entregarla posiblemente estaremos metidos de lleno en una conversación, con lo cual nuestro interlocutor posiblemente sólo pueda darle un vistazo rápido mientras la sostiene en su mano y vuelve a dirigir su mirada a nuestros ojos.

Hagamos un ejercicio mental y veamos el proceso que sigue una tarjeta de visita desde que es entregada hasta que es archivada.
  1. En cualquier momento de una entrevista (inicio, mitad o al finalizar) podemos entregar nuestra tarjeta de visita. La primera impresión que recibirá nuestro interlocutor es a través de la vista (diseño)
  2. Mientras sigue la conversación es posible que la tarjeta esté dando vueltas en la mano de nuestro entrevistado, con lo cual el tacto (aunque inconsciente en muchos casos) estará jugando otro papel importante.
  3. Al acabar la entrevista la tarjeta es cuando será realmente observada. Una tarjeta original será motivo de comentario entre compañeros de trabajo, superiores, etc ... y será recordada.
  4. Se archivan los datos, pero en nuestra memoria perdurará una tarjeta diferente al resto de tarjeta, no lo dudes. Nuestra memoria es muy persistente ante las cosas inusuales y que nos han gustado.
A la hora de imprimir tarjetas de visita debemos tener en cuenta no sólo factores como el diseño, sino la calidad con la que vamos a imprimirlas. Existen multitud de materiales con las que imprimirlas (todo dependerá del presupuesto del que se disponga), pero las más standar y económicas son sin duda las tarjetas de 8,5x5,4 cms de 350 grs, lo que llamamos tarjeta simple de cantos rectos (como la de la foto, la de toda la vida). 

impresion de tarjetas

Como hemos dicho, además de este tipo de tarjetas de visita simples podemos encontrarlas de otros tipos como:
  • Tarjetas plastificadas a 1 cara (o doble cara)
  • Tarjetas dobles  (8,5x10,8 cms ó 17x5,4 cms abierto)
  • Tarjetas prestigio con plastificdo mate + barniz selectivo en 350 grs (serigrafía)
  • Tarjetas de PVC (8,6x5,4 cms), con o sin Overlay
  • Tarjetas de visita con texturas (en diferentes tipos de papel: blanco, ultra blanco, oro o plata, etc)
  • Tarjetas adhesivas pretroqueladas
En el caso que nos ocupa se imprimieron  1000 unidades de estas tarjetas de visita no nominativas en cuatricomía, entrega en 4 días a domicilio, para un importante cliente que lleva con nosotros desde hace muchos años.

A la hora de contratar una imprenta online podemos encontrar diferentes tipos de precios y calidad:
  • Para tiradas muy cortas existen ofertas de impresión GRATIS: ver enlace
  • Para todo tipo de tiradas existen imprentas online (con esta tenemos un acuerdo de colaboración) con precios muy asequibles: www.sherrycard.com
  • O siempre puedes utilizar servicio menos específicos orientados al público en general como: www.vistaprint.es
  • Y en todo caso siempre puedes pedirnos presupuesto para tiradas largas, que es nuestra especialidad al teléfono 933322029.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada