jueves, 5 de noviembre de 2015

Montaje de valla publicitaria en Rubí, zona industrial

Como hemos visto a lo largo de la vida útil de este blog, las vallas publicitarias tienen varias funciones, la más importante sin duda es la que su propio nombre indica: publicitar un producto o servicio a través de los impactos a pie de calle. Esta publicidad puede ser genérica de un producto o servicio reconocido por la gran mayoría de audiencia a la que se enfrente, o puede ser mucho más precisa y publicitar un producto que se vende cerca de la valla, y /o el servicio o empresa que lo vende. También es comúnmente utilizada como elemento indicador, lo que se llama publicidad "señalética" que ayuda al interesado a llegar a un lugar determinado.

Por último tenemos la publicidad corporativa, aquella publicidad que simplemente informa o recuerda a la audiencia un elemento, una marca o empresa. A este tipo de publicidad se le denomina branding. La publicidad exterior es un factor de apoyo a este crecimiento y desarrollo de marca.


En el caso que nos ocupa, se instaló una valla publicitaria de 4x3 metros en la población de Rubí, cerca de Terrassa (en Barcelona), en un polígono industrial muy concurrido por tráfico rodado y cerca de una carretera general. 

En los terrenos de la empresa (dentro de esta zona industrial) se decidió montar una valla publicitaria para cumplir con dos propósitos de los que ya hemos hecho mención: 1) informar a los clientes y proveedores de que la empresa se encuentra ubicada dentro de dicho terreno, y 2) utilizar dicha valla de publicidad para hacer "branding" gracias a la cantidad de gente que pasa cada día cerca de esta ubicación.

Para captar el máximo de atención y lo más lejos posible, esta instalación publicitaria se levantó más allá de los 2 metros luz estándar, distancia a la que normalmente se instalan este tipo de carteleras publicitarias, sin necesidad de montar ni solapar vigas se aprovechó el máximo de longitud de las vigas para crecer hasta los 2,80 metros. Al levantar hasta el máximo permitido por las vigas, se facilita la visión de la propia cartelera desde varios metros más allá, permitiendo que ésta sea mucho más efectiva (en este caso) que montándola a la altura estándar.

Las vallas publicitarias que montamos incluyen todo el proceso de suministro de material necesario para la instalación (chapas, vigas, garras, correas, tornillería, etc), así como la instalación en cualquier lugar de Cataluña, así como también podemos ocuparnos (como en este caso) de la impresión y fijación del vinilo. 

Los más de 25 años que llevamos en el sector nos avalan a la hora de acometer pequeñas y medianas instalaciones publicitarias como esta; como cliente solo tienes que decirnos qué es lo que quieres, cómo lo quieres y dónde lo quieres, del resto nos ocupamos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada