martes, 3 de mayo de 2016

Colocación de vinilo laminado en Ponts, Lleida

Colocar un vinilo encima de otro es una tarea habitual dentro de los trabajos de rotulación y que, con los materiales adecuados, no tiene que llevarnos mucho tiempo. Normalmente este tipo de acciones se realizan por varias razones: cambios de campañas publicitarias, cambios de imagen de producto o incluso corporativa, cambios de anunciante o incluso simplemente cambios de datos (que se realizan con pequeño trozos de vinilo de las mismas características e impresión que la base que ya hay impresa debajo).

Valla publicitaria sobre la que actuamos

En todos los casos el material a utilizar debe ser de buena calidad, vinilo opaco (con trasera opaca) y la superficie donde éste debe ir ha de estar limpia y en buen estado. Si el vinilo de debajo está en mal estado es conveniente hacer un raspado de toda el área afectada, o en su defecto podemos hacer directamente un cambio de chapas. Si no realizamos la colocación del nuevo vinilo sobre una superficie limpia éste puede despegarse con el tiempo, o en el mejor de los casos formar una superficie irregular que afeará nuestra publicidad.

En este caso la idea era reemplazar una publicidad existente por otra mediante aplacado de vinilo de alta calidad, laminado. 

¿Por qué utilizar vinilo laminado en vez de vinilo estándar?

El vinilo laminado es un vinilo de alta calidad. Para entendernos, diremos que al vinilo normal ya impreso se le aplica una lámina muy fina de vinilo transparente y mediante la laminadora se pega a éste. El resultado es similar a lo que antiguamente hacíamos de pequeños con los libros de texto y el "iron-fix" (seguro que ahora ya lo has entendido). Lo que hacemos es crear una lámina protectora encima del vinilo que nos ayudará a que las tintas conserven mejor sus colores, protegiéndolo de las inclemencias del tiempo: sol, lluvia, frío, etc ... y también contra el vandalismo callejero: pintadas, graffittis, etc.

Nuevo vinilo laminado tras actuación de aplacado "in situ"

Ponts es una localidad que está a caballo entre Lleida y Andorra, un lugar donde las temperaturas son extremas y cambiantes, lo cual puede hacer cuartear el vinilo en menos de un año. El sol de la alta montaña junto con el frío, las nevadas y heladas en invierno, etc hacen sufrir a este tipo de materiales y la manera de amortiguar un poco dichos elementos es protegiéndolo mediante el laminado.


La impresión de vinilo y posterior laminado para esta valla publicitaria se hizo en medidas de 1,95x3mts, una medida que no es la estándar de las carteleras que estamos acostumbrados a ver por las carreteras. La manipulación del vinilo en altura, lo que llamamos fijación in situ, debe hacerse por manos expertas ya que es común que en algún momento sople el viento o el sol haya calentado anteriormente las chapas, lo que dificulta la colocación.

El resultado final de este trabajo fue, como siempre, satisfactorio, el desplazamiento es quizás lo más tedioso puesto que son más de 150 kilómetros de ida y de vuelta para realizar un trabajo relativamente rápido. De todos modos nuestros equipos se desplazan por toda la geografía catalana haciendo rotulaciones de este tipo, si crees que nos necesitas ... ¡llámanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada