sábado, 28 de septiembre de 2013

Mantenimiento y cambio de vinilos en vallas publicitarias

Los materiales que utilizamos en publicidad exterior no son eternos, y el paso del tiempo va dejando su muesca cada día que pasa; al principio es algo imperceptible pero que diariamente, sin descanso, va esculpiendo en todo tipo de materiales (también en el cuerpo humano) las marcas de su infinita universalidad.

Lo eterno no existe, por mucho que nos pongamos a filosofar todo tiene su inicio y su final, pero si hacemos un correcto mantenimiento es cierto que todo puede tener una fecha de caducidad más lejana que si no lo hacemos. Y eso pasa también con las vallas de publicidad. Si las dejamos al libre albedrío el paso del tiempo multiplicado por las inclemencias del tiempo acabarán por destruir aquello que hemos creado. 

valla publicitaria

Es por ello que, de vez en cuando, debemos asegurar las estructuras, revisarlas y volver a adecentarlas para que luzcan bien. En publicidad el soporte es casi tan importante como el mensaje, de hecho van de la mano; las marcas son reacias a anunciar sus productos en lugares en que dicho soporte (y a veces hasta el medio) pueda acarrearles experiencias negativas. No puede vincularse una marca (por ejemplo) de lujo a según qué soportes y medios publicitarios. (Un ejemplo perfecto sería hacer buzoneo con folletos de relojes de alta calidad. No podemos. No es el medio ni el soporte.).

En el caso que publicamos hoy en este artículo estamos hablando de unas vallas publicitarias con más de 20 años de antigüedad, casi tantos como los que tiene nuestra empresa. No en vano es uno de los primeros emplazamientos que obraron en nuestro poder a principios de los años 90. Y es evidente que desde entonces ha llovido mucho. Si a día de hoy no siguiéramos haciendo el mantenimiento de esta estructura seguramente muchos de los anunciantes hubieran salido despavoridos ante una "chatarra" como la que estaríamos presentando.

valla 4x3 de publicidad

Al ser un lugar de costa la pintura, así como el vinilo, se deterioran mucho más rápido que en otros lugares. El salitre, junto con la acción intensa del sol desgastan en demasía todos los elementos que componen una valla de publicidad. Es por ello que debemos poner especial atención a los montajes y estructuras publicitarias en poblaciones de costa.

En este conjunto de vallas publicitarias (emplazamiento publicitario) situado en la población de Vilanova i la Geltrú, en la provincia de Barcelona, se aprovechó el desplazamiento para efectuar el cambio de vinilos (una de ellas quedó alquilada hace poco) para, además de fijar la publicidad en cada una de ellas, pintar también los marcos perimetrales en un color verde intenso.

La diferencia de colores puede verse en la primera de las fotos aquí publicadas; la pintura (tras el paso de varios veranos) había quedado completamente deteriorada. Es por ello que antes de poner el vinilo (para evitar posibles manchas de óxido y pintura) se pintaron. Tras dejar secar la pintura en ambas instalaciones se procedió a la fijación de ambos vinilos como parte de la nueva campaña de otoño de cada uno de los clientes que en ellas se anuncian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada