viernes, 5 de junio de 2009

Telemarketing: una nueva perspectiva

El telemarketing es una forma de marketing directo en la que un asesor utiliza el teléfono o cualquier otro medio de comunicación para contactar con clientes potenciales y comercializar los productos y servicios.
La definición de telemarketing no ha variado con el paso de los años, pero sí lo ha hecho su percepción por parte, tanto de los consumidores, como de las empresas que ofrecen servicios de call center.


Hoy por hoy el operador telefónico, o call center, ya no se considera un “vendedor”, sino un “asesor”. Y el trabajo de este asesor ya no se limita únicamente a hacer la labor de venta, sino que tiene la obligación de entender y ajustarse a las necesidades reales de sus clientes, asesorarlos y llevarlos de la mano sugiriéndoles las soluciones que correspondan. Hay que dirigirse a personas con nombre y apellidos que quieren que se les escuche y se les reconozca.

La opción de contratar un telemarketing como un medio de comercialización de productos o servicios viable, además de rentable, siempre está presente como una alternativa económica para las empresas y compañías que toman las decisiones. Y muchas veces apoyado directamente desde la agencia de publicidad a través del mismo departamento de comercialización del producto y a través de las campañas de publicidad pertinentes.

Una acción de Telemarketing puede ponerse en marcha en cuestión de horas, y el ritmo de la campaña se va marcando en función de la respuesta obtenida y de las necesidades del cliente.
El sistema de telemarketing tiene como principal ventaja que se cuenta con una fuerza de ventas que contacta directamente al cliente y hace labor de convencimiento, incrementando las utilidades de los negocios, además de ser un medio de publicidad barato en comparación con otros medios como la radio o la televisión.

Por otra parte, cuando el call center contacta directamente con el cliente, este le resuelve todas sus dudas o le explica las características especiales del producto o servicio a fondo, cosa que sería imposible realizar dentro de un espacio limitado de pocos segundos en un comercial para radio o televisión.

Y no sólo tiene ventajas para la empresa de telemarketing, sino también para el cliente, al darle la posibilidad de adquirir esos productos o servicios desde su hogar u oficina sin tener que ir directamente hasta la empresa que los comercializa, por lo que constituiría en dicho caso un ahorro en tiempo y recursos.

En conclusión, podemos acabar diciendo que el telemarketing ha entrado al mundo de la globalización internacional, lo que ha provocado que las innovaciones tecnológicas, hayan tenido una aplicación y desarrollo para hacer negocios, además de para dar publicidad a los productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada