miércoles, 23 de febrero de 2011

Regulacion de las cookies en internet y variación de estrategias

Hace tiempo que sabemos que a las agencias de protección de datos europeas no les gusta que las empresas de marketing online rastreen lo que hacen los ciudadanos en Internet. En un informe publicado recientemente recuerdan que la nueva directiva europea sobre privacidad exigirá el consentimiento expreso e informado del internauta para ser rastreado. Aunque quedan dos años (en España se espera que sea a finales de mayo de 2011) para que cada país transponga la norma comunitaria, expertos y representantes del sector publicitario alertan de que esta exigencia acabará con la publicidad en la Red y, con ella, pondrá en aprietos el desarrollo de la propia Internet.

¿Variará la estrategia a causa de la regulación de las cookies?

Antes de finales de Mayo de 2011, debería entrar en vigor en España una nueva regulación sobre el uso de cookies (archivos instalados en el disco duro del ordenador que permiten conocer por dónde navega el usuario para así poder enfocar estrategias de marketing y publicidad online - Behavioural advertising) que seguirá las directrices de la directiva europea 2009/136/CE sobre la privacidad en materia de telecomunicaciones.

La gran novedad es que a partir de ahora se introducirá la obligación de obtener un consentimiento informado del usuario antes de instalarlas. En otras palabras, no podrán activarse por defecto como hasta ahora. Los legisladores intentan, pues, proteger la privacidad (datos personales) del usuario que navega en la red sin tener en cuenta, como siempre, todo lo que se esconde detrás.

Ejemplos de navegadores como Firefox (que piensa comunicar a los responsables de las web visitadas que el usuario no quiere su rastreo) Internet Explorer (que creará listas para bloquear las páginas que envían cookies) o Google, que ya ha empezado a presentar, en su navegador Chrome, la opción opt-out/opt-in que mantiene permanentemente desactivada la cookie de su empresa DoubleClick, muestran claramente las tendencias que derivarán de la aprobación de dicha regulación.

La reflexión a la que nos lleva este tema es si esta nueva directriz europea podría suponer un riesgo considerable para los negocios online, frenando el crecimiento y desarrollo de la innovación tecnológica, medios de comunicación, marketing de afiliación, redes sociales, etc.

Una regulación que eliminará todas las opciones de evolución dentro del sector:
internet se apoya en la publicidad y la publicidad se apoya en el uso de las cookies, son dos conceptos que van intrínsecamente ligados. ¿La solución? se apunta a que las navegadores propondrán algún tipo de solución, pero sin duda los beneficiados serán los de siempre, el monopolio Google. Seguramente la publicidad de Adsense no tendrá problema alguno, se utilizarán las cookies de gmail y del buscador de google que todo el mundo aceptará por ser un medio reconocido y las demás agencias se verán relegadas al oscurantismo, al igual que muchas tiendas online que utilizan estas cookies para mostrar, por ejemplo, productos de interés exclusivo al usuario que les está visitando en ese momento.

Sin duda internet está perdiendo libertad de movimiento, y eso puede ser precisamente lo que acabe con él. Internet nació libre y morirá dominado por los más poderosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada