domingo, 23 de septiembre de 2012

Impresión digital de vinilo para escaparates

La impresión digital de vinilos es una solución rápida y económica que puede utilizarse en varios supuestos, tanto para servicios de ayuda al profesional del escaparatismo como para todo tipo de propuestas de publicidad exterior. La diversidad de materiales y calidades que existen en el mercado permitne utilizar dicho recurso en multitud de tareas.

En este caso, conjuntamente con la creación de la marca, logotipo y landing page para la empresa de alquiler de bicicletas en Barcelona Rent-a-Bike, se corporativizó el local de atención al público con un vinilo de espejo (que se adhesiva interiormente) y una banderola de doble cara sujeta a la fachada en la parte superior de la tienda. Este tipo de impresión digital sobre vinilo se aconseja hacerla en alta definición, ya que, al contrario de lo que sucede con las vallas publicitarias (que son vistas a largas distancias) la audiencia pasa a escasos metros del mensaje o imagen.

Impresión de vinilo para escaparate

Si la definición del mensaje o imagen no es la adecuada y la impresión se realiza siguiendo los standares de calidad media es posible que la imagen pixelice o quede distorsionada, es por ello que la impresión para este tipo de publicidad debe hacerse acorde a la utilidad para la que ha sido concebida. El coste para la impresión digital de alta definición en gran formato es evidentemente más costosa que la definición standard, pero cuando hablamos de medidas no superiores a los 2x2 metros la diferencia de precio no es tan grande comparado con, por ejemplo, una impresión para un espacio de 8x3 (el standar de una valla publicitaria).

En el caso de esta tienda de alquier de bicicletas situada en Barcelona, en pleno corazón del emblemático barrio de Gràcia, nos encontramos una acera para peatones de dimensiones muy reducidas (muy típicas en este barrio barcelonés), con lo cual la audiencia ve reducida su capacidad de visión, fijándose mucho en los detalles, es por ello que una mala impresión puede desbaratar la imagen que pretende ser el reclamo para posibles clientes. La primera impresión que se causa al cliente es el mejor prólogo para una buena venta, no lo olvidemos.

Banderola publicitaria para tiendas

En cuanto a la banderola publicitaria que se instaló sobre la parte superior de la entrada, en la fachada del edificio, se trata de una pequeña lona de PVC impresa a dos caras, soldada en "sandwich", sujeta a la pared por un soporte especial y con un contrapeso en la parte inferior. Este tipo de banderolas publicitarias pueden encasillarse dentro del grupo de la "señalética publicitaria", pues su principal función es señalar a gran distancia dónde se encuentra la tienda que el posible cliente está buscando. Aparte de ello tiene también una función meramente informativa que llama la atención desde lejos. En las grandes ciudades hay escaparates que a veces pasan desapercibidos ante la información contínua que todos los negocios mandan a su audiencia. La publicidad exterior trata de estimular nuestros sentidos para vender, forzar la entrada al curioso o comunicar sobre un producto. Las tiendas son, evidentemente, el punto de venta. Con este tipo de banderolas lo que provocamos son varios tipos de reacciones en el consumidor; reacciones del estilo "¡estamos aquí!", "¿qué es aquello?, "igual lo que estamos buscando es aquello que está al fondo de la calle, donde la banderola"...

Este tipo de estímulos son necesarios en las grandes ciudades, es necesario que nuestra marca se vea desde bien lejos (y si puede destacar sobre el resto de comercios, mejor, aunque no sean competencia directa). La verticalidad de las calles hace que no podamos ver los escaparates de las tiendas de las aceras por las que vamos circulando hasta que no pasamos justo por delante. La horizontalidad de este tipo de publicidad hace que nuestro negocio pueda destacar desde varios metros de distancia y empezar a forzar la curiosidad del posible cliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada