sábado, 6 de octubre de 2012

¿Qué es la cultura corporativa en una empresa?

Cuando observamos una organización por dentro, lo primero que nos llama la atención es la distribución de lo que se llama "arquitecturas" de la empresa. Pero si nos adentramos en sus entrañas, veremos que se diferencia del resto de las organizaciones por ciertos códigos de comunicación, una forma o no de confianza entre sus miembros y ciertos modos de entender la ética. Esa suma de intangibles es lo que conocemos (a groso modo) como Cultura Corporativa.

Por tanto podemos establecer que existe una cultura como imagen y también una cultura como "autoimagen", como la percepción que cada individuo tiene de su propia empresa.

Andrew Mayo sintetizó lo que constituye dicha Cultura Corporativa en simplemente "nuestra forma de trabajar", y dijo que ésta resulta de la combinación de 6 factores:
  1. Valores y creencias
  2. Políticas escritas
  3. Motivación vertical
  4. Normas de comportamiento
  5. Procesos formales e informales.
  6. Redes internas y externas.
La forma de combinar todos estos puntos descritos puede suponer que haya empresas de cultura corporativa distinta. Sólo la pertenencia o no a grandes redes exteriores que demanden una gran calidad puede diferenciar a una empresa de otra. Incluso la dependencia o no del talento de personas de fuera de la empresa puede dar un carácter u otro a la cultura de una organización. Evidentemente estos puntos descritos estarán directamente influidos por la propiedad de la empresa en manos de uno, varios o muchos. Como todos los activos de la empresa, la cultura corporativa puede también estar optimizada o no.

La Cultura Corporativa se transmite más por comportamientos que por palabras, aunque los comportamientos  que deseamos pueden estar identificados y ser parte de nuestro plan de comunicación interno. En realidad, implantar una "cultura corporativa" es un trabajo parecido en algunos aspectos a la educación. Igual que educa más el ejemplo que las palabras, se implanta una cultura por los comportamientos y no por las palabras.

Sólo en organizaciones extraordinariamente maduras las culturas corporativas están claramente identificadas, e incluso en éstas, no en todos los aspectos. Digamos entonces que las culturas corporativas pertenecen al subconsciente de la organización. Una cosa es la cultura corporativa que se imprime en un folleto y otra cosa muy distinta la realidad cotidiana de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada