domingo, 30 de octubre de 2011

Objetivos de la comunicación publicitaria

Si bien el fin último y general de la comunicación es estimular la demanda, pueden llevarse a cabo acciones o campañas de comunicación con objetivos parciales concretos, tales como:

1.- Creación de imagen

Los productos a veces se compran no por sus características intrínsecas o por las ventajas objetivas que reportan, sino por la imagen que se tienen de ellos y por la identificación del comprador con lo que simbolizan dichos productos. La imagen proyectada en los anuncios de ropa como Lacoste, los tejanos Levi's, o la mayoría de los perfumes, por ejemplo, implican unos estilos de vida determinados con los que se identifican los segmentos del mercado al que van dirigidos dichos productos.

En general, las acciones promocionales que pretender crear imagen no se centran en las características del producto, sino que ponen su énfasis en la creación de impresiones de prestigio, posición social, calidad, sexualidad, etc.

2.- Diferenciación del producto

Muchas acciones de comunicación inciden en alguna característica diferencial del producto. Se trata de realizar proposiciones de venta resaltando algún aspecto del producto que hace que le pueda diferenciar de sus competidores y, hasta cierto punto, hacerlo único.

3.- Posicionamiento del producto o de la empresa

Las acciones de comunicación publicitaria pueden dirigirse también al posicionamiento de una marca en el mercado en un sector determinado. Situar por ejemplo el producto o marca en sectores como "para toda la familia", "producto ecológico", etc.

(Las acciones promocionales de posicionamiento pueden referirse a empresas o entidades, no sólo a productos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada